Blanqueo: ¿Y ahora qué hago con los dólares que declaré?

El mercado vuelve a confirmar que a la hora de invertir dinero y generar renta, la elección preferida de los argentinos siguen siendo los ladrillos. Las oportunidades para canalizar el dinero del blanqueo.

 

Para realizar una buena inversión inmobiliaria es importante hacerse de información sobre la evolución del mercado en las diferentes zonas geográficas.

Por ejemplo, la migración poblacional desde CABA hacia la zona norte en las últimas décadas es evidente. Como en el caso del Partido de Pilar, cuyo crecimiento es constante desde 1995, y está muy por encima de la media provincial y aún no reconoce techo.

Pilar cuenta con el Parque Industrial más grande de Sudamérica donde alberga más de 200 empresas. Existen más de 160 countries y barrios cerrados, numerosos colegios, clubes deportivos, centros comerciales, de salud y servicios, sin perder el encanto de las pequeñas ciudades como las construcciones bajas y los espacios verdes.

Hacia el 2025, Pilar prevé un aumento poblacional del 40%.

 

 

Una opción interesante para invertir el dinero líquido del blanqueo y generar renta es Pueblo Caamaño, ubicado en el Corredor de la Av. Caamaño, en el Km 46 de la Panamericana Ramal Pilar, camino a Temaiken.

Es una propuesta única, si se trata de buscar espacios de usos mixtos y un estilo de vida diferente. Con diseño y arquitectura que nos acerca a la región de la Toscana, combina edificios residenciales de departamentos de 1 a 3 ambientes, oficinas, estudios profesionales, una plaza con anfiteatro y un Centro Comercial único con 90 locales.

Pueblo Caamaño se construye en 4 etapas. La primera se encuentra finalizada y la segunda está en construcción, a pocos meses de su finalización. Sus amplios espacios comunes, calidad constructiva, luminosidad y amplitud de ambientes constituyen un valor agregado respecto a otras propuestas.

El futuro centro comercial de Pilar

 

Su ubicación estratégica, dentro de un complejo con más de 1.500 personas viviendo y trabajando en el lugar, y en una zona de alta concurrencia donde habitan más de 25.000 ciudadanos del segmento ABC1, son atributos fundamentales para asegurar el éxito comercial del proyecto

Los inversores de Pueblo Caamaño tienen la posibilidad, además de adquirir su vivienda, estudio profesional u oficina, de participar por primera vez en el país de la inversión en un Centro Comercial, que se inaugura en el segundo semestre de este año.

Este proyecto propone un modelo que diversifica aún más la inversión y minimiza el riesgo de no alquilar. Los propietarios de los locales reciben una proporción de la renta total del Centro Comercial y el 50% de los ingresos por promociones y publicidad.

El alquiler de los locales está a cargo de RETCO, empresa líder en este segmento, con amplia experiencia en administración de centros comerciales en Tigre, Canning, Ushuaia, Paraná y Neuquén.

Respaldo de los que saben

Vitrium Capital Argentina, a cargo del desarrollo de Pueblo Caamaño, es una empresa internacional, con más de 10 años de experiencia en el mercado de Real Estate- Cuenta con un equipo de profesionales con amplia experiencia en el análisis de instrumentos financieros y factibilidad económica de proyectos inmobiliarios. Actualmente cuenta con desarrollos residenciales en Montevideo y en la Ciudad de México.

El diseño del proyecto estuvo a cargo del Estudio Bodas Miani Anger, reconocido con más de un cuarto de siglo de trayectoria, con proyectos como la reforma de Aeroparque, el diseño de Tortugas Open Mall, Recoleta Mall, Aeropuerto de Guayaquil, Parque Arauco y Mall Sport en Santiago de Chile, entre otros.

 

Más información

Pueblo Caamaño ofrece diversidad de productos que se ajustan al perfil de todos los inversores, quienes pueden optar por adquirir departamentos, estudios profesinales, oficinas o locales comerciales.

Su showroom, ubicado en el predio del proyecto, abre sus puertas de lunes a sábados de 09 a 18, o cualquier día de la semana mediante visita preagendada con ejecutivos comerciales de Vitrium Capital.